Apuntes/Reflexión

Breve historia de la paz (I): Prehistoria y Antigüedad

panes-y-peces-mosaico

Ya sea definida como la simple ausencia de violencia o como un sistema complejo de normas éticas, la paz se considera el resultado más deseable de los conflictos. A pesar de que a menudo se imagine como un concepto blando, ingenuo y utópico, la paz es un concepto cultural de largo recorrido, que ha sido definido a partir de las aportaciones de innumerables doctrinas religiosas, ideologías políticas y prácticas sociales. Este artículo inicia una serie que, de forma no exhaustiva, pretende definir la naturaleza histórica de la paz occidental. En este caso, nos centramos en las ideas principales surgidas de la prehistoria, Grecia y Roma.

Prehistoria

El estudio de cómo las comunidades humanas han afrontado los conflictos en tiempos prehistóricos es de incuestionable importancia para comprender las funciones sociales de la cooperación y la agresividad. La paz es un invento de los homínidos, puesto que es un concepto que no existe en otros reinos animales (Muñoz and Molina Rueda 2010). Debido a la profunda heterogeneidad de culturas primitivas y a la enorme distancia temporal, las evidencias científicas sobre la gestión de conflictos en esta era es escasa y fragmentada. Como consecuencia, los académicos frecuentemente se han basado  más en especulaciones que en datos empíricos. En términos generales, hay dos tendencias opuestas. Una de ellas entiende que el estado natural del hombre primitivo es de guerra constante contra todos (Spencer 1898; Hobbes 1979). La otra considera que, si bien las comunidades primitivas fueron incapaces de desarrollar teóricamente el concepto de paz, sí desarrollaron mecanismos para resolver pacíficamente muchos de sus conflictos, aunque esto no significa que fueran unas comunidades plenamente no-violentas. Esta idea se sustenta en que estos grupos eran autosuficientes, respetuosos con su medio ambiente y habían sido capaces de desarrollar redes de parentesco y figuras mediadoras que garantizaban la ausencia de violencia (Muñoz y López Martínez 2004; Jiménez Arenas 2011).

 

7643ddc24afb23846f93a3f274c0a48a

En la prehistoria, se considera que la violenca es una proyección de la agresividad humana hacia las presas

 

En esta etapa histórica, la violencia se considera la proyección de la agresividad connatural a la especie (Behrman 1975): los enemigos eran asesinados porque las sociedades cazadoras-recolectoras tenían que eliminar depredadores y presas. Algunas investigaciones recientes han documentado casos locales de violencia inter-grupal deliberada entre comunidades primitivas (Lahr y otros 2016). Sin embargo, debido a la fragmentación de pruebas ya indicada, estos descubrimientos no prueban que la guerra fuera una condición universal de la vida pre-civilizada (Keeley 1997).

Grecia y Roma

Varios milenios más tarde, la Grecia y Roma clásicas desarrollaron organizaciones inéditas en la Historia desde el punto de vista político, económico y sociocultural. Como consecuencia, se forjaron nuevos conceptos relativos a la paz, esta vez desde perspectivas fundamentalmente político-administrativas y militares. Homonoia (armonía) y Koine eirene (paz común) son las contribuciones más importantes de Grecia al legado de la paz. Homonoia implica un equilibrio de poder entre agentes y una unión entre los miembros de un mismo grupo, con lo que se establece un límite político y geográfico al concepto de paz (Shogimen 2010). Por su parte, koine eirene apela a un status de paz sostenible y universal entre la población de diferentes territorios. Este término apareció por primera vez en la Paz de Antálcidas, firmado entre griegos y persas en el 387 a.C. para poner fin a la guerra Corintia. Se considera el primer tratado de paz de la historia (Schmidt 1999).

 

lanzas-hoplitas-03

La Paz de Antálcidas se considera el primer tratado de paz de la historia

 

Algunos siglos después, la pax latina readaptó estas ideas previas. Proveniente de pacisci (pacto), pax también se usó para referirse a los tratados con los que terminaban las guerras. Sin embargo, al contrario que la eirene griega, la pax no es entre iguales, sino que se concibe como la rendición incondicional de las comunidades derrotadas (Zampaglione 1973). En definitiva, pax se refiere al rechazo, manu militari, de amenazas externas (Lederach 1984). En conjunto, las definiciones grecolatinas de paz se centran en la estabilidad y seguridad del grupo propio, subrayando la potencial amenaza de grupos externos y menospreciando el bienestar y el desarrollo de sus individuos. Algunas de estas acepciones son plenamente relevantes en la cultura occidental actual.

Primeros pasos del Cristianismo

Posteriormente, la cristiandad se convirtió en otra incuestionable fuente de sentido para el concepto de paz. La figura de Jesucristo es habitualmente descrita como la de un pacifista contrario a la violencia (Deschner 1990). Tras su muerte, su doctrina se difundió rápidamente por la cuenca mediterránea, entre los siglos I y IV de nuestra era. En aquel tiempo, los llamados cristianos primitivos englobaban a un conjunto heterogéneo de comunidades. A pesar de ello, el relato generalizado sobre dichas organizaciones sociales era la de un grupo sin intereses económicos y políticos particulares que basaba su existencia en la distribución comunal e igualitaria de los bienes (Brock 1972). Independientemente de que esta visión fuera cierta o no, la cristiandad cambió definitivamente en el año 313 d. C., cuando los emperadores romanos Constantino y Licinio firmaron el edicto de Milán. Este decretó hizo que, tras siglos de persecución, el cristianismo fuera la religión oficial de Roma. Como resultado, la Iglesia se integró en las estructuras del Imperio (Blázquez 1995), y su mensaje pacifista inicial fue desplazado en favor de otro más alineado con los intereses políticos y militares de Roma.

Continuará…

Referencias bibliográficas

  • Behrman, D. (1975) El hombre y la paz. Barcelona: Ediciones de Promoción Cultural.
  • Blázquez, J.M. (1995) Cristianismo primitivo y religiones mistéricas. Madrid: Cátedra.
  • Brock, P. (1972) Pacifism in Europe to 1914. Princeton, New Jersey: Princeton University Press.
  • Deschner, K. (1990) Historia criminal del cristianismo. Los orígenes, desde el paleocristianismo hasta el final de la era constantiniana. Barcelona: Martínez Roca.
  • Hobbes, T. (1979). Elementos de derecho natural y político. Madrid: Centro de Estudios Constitucionales.
  • Keeley, L. H. (1997) ‘Frontier Warfare in the Early Neolithic’, en Frayer, D.W. y Martin, D. L. (eds) Troubled Times: Violence and Warfare in the Past. Amsterdam: Gordon and Breach Publishers.
  • Lahr, M. M. y otros (2016) ‘Inter-group violence among early Holocene hunter-gatherers of West Turkana, Kenya’, Nature 529 (7586), pp. 394-398.
  • Lederach, J.P. (1984) Educar para la paz. Barcelona: Fontamara.
  • Muñoz, F.A. y López Martínez, M. (2004). ‘Historia de la Paz’, en Muñoz, F.A. y Molina Rueda, B. (eds.) Manual de paz y conflictos. Granada: Universidad de Granada.
  • Muñoz, F.A. y Molina Rueda, B. (2010). ‘Una Cultura de Paz compleja y conflictiva. La búsqueda de equilibrios dinámicos’. Revista de Paz y Conflictos, 3, pp. 44-61.
  • Schmidt, K. (1999) ‘The Peace of Antalcidas and the idea of koine eirene. A Panhellenic Peace Movement’, Revue internationale des droits de l’antiquité, 46, pp. 81-98.
  • Shogimen, T. (2010) ‘European Ideas of Peace in the Late Thirteenth and Early Fourteenth Centuries’, The European Legacy, 15(7), pp. 871-885.
  • Spencer, H. (1898). The principles of Sociology. New York: D. Appleton & Co.
  • Zampaglione, G. (1973) The Idea of peace in Antiquity. London: University of Notre Dame Press.
Anuncios

Sapere aude!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s